El Ministerio del Tiempo: un referente instantáneo


El ministerio del tiempo

Si Verano Azul es una referencia nostálgica fundamental de ‘Spoiler’, el Ministerio del Tiempo lo es dentro de las series españolas actuales. Con tan solo una temporada de vida se ha convertido en todo un fenómeno, en virtud a una combinación impecable de guion, actores y producción. Añádase que forma parte del selecto grupo de la producción televisiva patria que no solo se atreve con un argumento de ciencia-ficción, sino que lo desarrolla con solvencia, tanto técnica como narrativa. El éxito de público y crítica obtenido con su primera temporada le ha valido la renovación por una segunda que ya está en proceso de rodaje.

En el Ministerio del Tiempo descubrimos una institución gubernamental autónoma y secreta que responde directamente frente a la Presidencia de Gobierno. Solo conocen de su existencia reyes, presidentes y un selecto grupo de iniciados. Su misión consiste en impedir que la historia se manipule, para lo que cuentan con puertas que les permiten viajar hacia el pasado con el fin de evitar intrusiones fatales en el continuo espacio-temporal. Estas puertas están custodiadas por las Patrullas del Ministerio. Pero dejemos que sean ellos mismos los que lo definan:

El Ministerio es la última barrera para que, con su grandeza y sus penas, nuestra Historia sea la que es. 

La mezcla de ficción con personajes y pasajes históricos enriquece las tramas, además de introducir un cierto valor didáctico en la producción. En definitiva, un producto redondo y un punto de inflexión en las series españolas.

El único error que se le puede achacar al Ministerio es haber despedido a dos intrépidos agentes de talla mundial como son Diego Arjona y Álvaro Velasco, aunque puede que pronto tengan que volver a viajar en el tiempo, aunque esta es una historia que tendrá que esperar al 4 de septiembre. Para saber más, preséntate como voluntario en el Pequeño Teatro Gran Vía con la tarjeta de acceso correspondiente (tu entrada).